Tepoztlán, lugar del cobre y misticismo
Tepoztlán, lugar del cobre y misticismo

Tepoztlán, lugar del cobre y misticismo

Tepoztlán, cuyo nombre proviene de la lengua náhuatl y significa “lugar del hacha de cobre”, es un pequeño pueblo rodeado de monolitos de piedra arenisca, situado al sur de la Ciudad de México en el Estado de Morelos, cerca de la ciudad de Cuernavaca. Tepoztlán es un lugar mágico y muy popular para los practicantes de la astrología, la meditación y el yoga; así como por su artesanía a base de papel amate y otras actividades. Todavía podrás encontrar vendedoras de productos de cosecha propia en el mercado de fin de semana que rodea la plaza principal, y celebraciones tradicionales que datan de tiempos anteriores a la conquista.

Sus atractivos más representativos son:

Ex-Convento de la Natividad: Tiene un inmenso atrio, capilla y una fachada estilo plateresco. Fue construido por indígenas tepoztecos durante la segunda mitad del siglo XVI. Está dedicada a la Virgen de la Natividad, cuya festividad es el 8 de septiembre.

Museo Carlos Pellicer: Se encuentra atrás del convento de la Natividad, en su interior hay una colección de piezas arqueológicas de diferentes culturas mesoamericanas donadas por el poeta tabasqueño Carlos Pellicer, quien vivió en Tepoztlán.

El Cerro del Tepozteco: Es una montaña en cuya cima se encuentra una pirámide levantada en honor al dios Ometochtli-Tepoztécatl, dios del pulque, también relacionado con la cosecha y la fertilidad. Ascender este cerro implica caminar sobre sinuosas veredas alrededor de una hora por lo menos, hasta finalmente llegar a la cúspide para poder contemplar el adoratorio ancestral y una de las mejores vistas panorámicas de este poblado enclavado entre cerros.

La oferta gastronómica es variada: podrás disfrutar  desde tacos de cecina, tamales de manteca, atole, caldo de frijol, mole de pepita, quesadillas y tlacoyos; hasta el famoso itacate, que son gorditas preparadas con manteca, crema y queso rallado, y finalmente como postre cualquiera de sus nieves de sabores exóticos. Hay muchas opciones para elegir, donde lo mejor es el toque regional.

Comentarios

Sin Comentarios


Dejar Comentario



10 - 0