Bienvenid@ al D.F.

Bienvenid@ al D.F.

El D.F. es la ciudad ideal para vivir un sin número de contrastes. Llena de tradición y vanguardia. En ella encontrarás, desde los tianguis de origen prehispánico, ambulantes y coloridos, llenos de magnetismo, olor y color, hasta restaurantes gourmet, reconocidos a nivel internacional.

Cada barrio expresa una variable, que lo identifica frente a los otros. Elige uno y explóralo!. El dúo Roma-Condesa, es Bohemio y Vanguardista. La Roma, ecléctica y cultural, se extiende con locales que van desde lo local a lo internacional. En la Condesa, encontrarás restaurantes, terrazas, pubs, y clubs con música en vivo, cocina fusión, todo tipo de coctelería, galerías de arte y más. Los parques México y España son puntos de obligada referencia.

La Zona Rosa, conocida como el barrio gay. Representa variedad y estilo, donde podrás disfrutar todo tipo de espectáculos, y bares a la vanguardia de cualquier ciudad europea.

Polanco, la zona élite por excelencia, conocido por ser cuna de la fraternidad judío-mexicana. Acoge, un sin número de interesantes bares, restaurantes y las mejores boutiques. Presidente Masaryk es el principal, más grande y vistoso aparador de esta ciudad capital. Su parque central tiene un bellísimo reloj que no debes dejar de mirar.

El Centro Histórico, Patrimonio Cultural de la Humanidad, donde el movimiento, el misticismo, lo popular y la cultura, son figuras que van tomadas de la mano. La ciudad de México, es la ciudad con mayor número de museos en el mundo, y una gran cantidad de ellos se encuentran en el centro histórico. Danzas aztecas, actos emblemáticos, honores patrios, y mucha vida, delinean cada una de sus calles. Bellas Artes, es ícono y sede de las exposiciones más importantes que recorren todo el mundo. La Alameda, recién restaurada, puede resultar un excelente paseo nocturno.

El palacio nacional, relata a través de sus muros la historia de México en trazos y formas Riverianas. La Plaza de las tres culturas, las zonas arqueológicas, las cantinas, los parques, los casinos y los estadios, son puntos que también debes explorar.

Coyoacán, es un barrio mágico, abraza a Diego y a Frida, te embriaga con sus helados multicolores, sus deleitantes cafés, su famoso chocolate y sus deliciosos churros rellenos. Es un lugar que te consciente con antojitos mexicanos en cada una de sus calles. Disfruta del deleite del mezcal, el tequila, los curados, el pulque y el aguamiel. Déjate envolver por la música y sus colores que todo lo pintan, por las plumas del quetzal, el cacao policromo, el tricolor de la bandera, y la alegría de la gente.


Otros antiguos barrios, como Milpa Alta, Xochimilco, Azcapotzalco, Tacuba, Iztapalapa e Iztacalco, tienen sus propias maravillas y sitios atractivos qué poner a tu disposición. Es la oportunidad de hacer amigos, pues los lugareños podrán mostrarte uno a uno, todos sus puntos de interés, sus platillos y helados típicos, su artesanía.

Insurgentes es la avenida más larga de esta ciudad capital. De norte a sur y sur a norte, hallarás en ella centros culturales, salas de conciertos, la ciudad universitaria, el World Trade Center, vistosos y coloridos aparadores, escuelas. La forma más cómoda de atravesarla, posiblemente en un recorrido preliminar, es el Metro Bus, la oruga roja que te llevará en su interior admirándolo todo. Reforma, es otro de esos paseos que se componen por rascacielos. El ángel de la independencia, la diana cazadora y Reforma 222, son puntos por conocer.

La ciudad de México posee una eficiente red de metro que atraviesa la urbe de punta a punta. Como toda gran ciudad, el tránsito es una característica que merece atención a la hora de planear los tours a través de la ciudad. Además, cuentas con una gran diversidad de opciones, a la hora de transportarte (taxis, metro bus, trenes suburbanos, autobuses, metro, etc.).

Diversión, cultura, entretenimiento y una vasta pluralidad de experiencias, es lo que podrás disfrutar entre las coordenadas de esta magnánima e interesante ciudad.

Comentarios

Sin Comentarios


Dejar Comentario



seis menos uno